Especial Fotomurales para nuestros hijos

Como su nombre lo indica, un foto mural es una fotografía de gran tamaño adherida a la pared. Es visualmente muy atractiva porque no tiene marco, ni está colgada, sino integrada al muro.

En la habitación de los niños, un foto mural es una forma de poner un poco de color y fantasía en su vida cotidiana.

Los fotomurales dan un estilo diferente, como si estuviesen en otro lugar
Como es un gran foco de atracción visual y requiere instalación, debes pensar bien qué imagen usarás.

Trata de que no sean modas pasajeras, sino dibujos animados clásicos, cuentos infantiles y escenas de la naturaleza.

Como se trata de la habitación de los niños, opta por imágenes de fantasía que estimulen el descanso y la concentración. Evita el exceso de colores, las explosiones y las escenas asociadas a violencia.

Paisajes naturales, castillos, príncipes y princesas, animales míticos y reales, son una buena forma de dar color e imaginación, sin alterar la tranquilidad.

También puedes usar una foto de un lugar que traiga muy buenos recuerdos a tus hijos.

El foto mural es un interesante recurso para agregar color e imaginación a la pieza de los niños, pero no olvides que es también la última imagen que verán antes de dormir. ¿Con qué imagen vas a invitarlos a tener dulces sueños?