¿Qué es?

Se conoce como shabby, a algo aviejado, mientras que el término chic, es algo distinguido, elegante y de moda. El sweet shabby chic es la mezcla perfecta entre un estilo dulce y otro elegantemente desgastado.
¿Cómo puedo lograr este efecto? Se pueden utilizar objetos antiguos, pero sofisticados, como una vieja casa inglesa mezclándolos con elementos actuales que ayudan a modernizar y refrescar el ambiente.

¿Cuáles con las claves de este estilo?

El shabby chic se consigue dando protagonismo al color blanco y combinándolo con colores pastel como rosa, verde agua, celeste y beige.
Usa antigüedades y muebles restaurados.
El hierro envejecido, tiene un toque de modernidad propio de este estilo. Puedes integrarlo con sillas, respaldos de cama y muebles de terraza.
Los muebles de madera envejecida y de aspecto desgastado, con la técnica del decapado, también son perfectos para el shabby chic. Grandes roperos, cómodas y alacenas, transportan a esas viejas casonas inglesas.
Usa textiles y tejidos de estilo romántico, bordados y estampados con flores.
El juego de té de porcelana, las velas y los jarrones antiguos, no pueden faltar.

¡Lo que no debes olvidar!

Las flores dan frescura y toques de color al shabby chic, así que ubícalas en lugares de privilegio.